Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Cosas de Niños: Cómo Mantener Bien a los Niños VIH+

septiembre de 2006

 1  |  2  |  Next > 

Tabla de Contenidos


Introducción

Todos los padres desean que sus hijos estén saludables y seguros. Cuando tu hijo(a) es VIH+, existen algunas medidas adicionales que debes tomar para asegurarte de que él o ella reciban la atención adecuada. Las buenas noticias son que los niños VIH+, al igual que los adultos VIH+, están viviendo por más tiempo y llevando vidas más sanas con mejores tratamientos.

Advertisement

El VIH en los Niños

El VIH en los niños es algo distinto en comparación con los adultos. Los niños VIH+ suelen tener recuentos de células CD4 mucho más altos que los adultos, pero también pueden tener mayores cargas virales (cantidad de VIH en la sangre).

Los niños VIH+ se enfrentan al hecho de que el VIH ataca a sus sistemas inmunitarios que aún están en desarrollo. Como resultado, los niños VIH+ tienen más probabilidades de contraer infecciones bacterianas, como neumonía y sinusitis (inflamación de los espacios aéreos que desembocan en la nariz). Es posible que los niños VIH+ también tengan más probabilidades de sufrir de diarrea o muguet (placas blancas en la boca provocadas por levaduras).

En ocasiones, los signos del VIH aparecen en la piel. Las verrugas y el molusco contagioso (pequeños bultos en la piel), comunes en los niños y que son causados por determinados virus, pueden ser más molestos para los niños VIH+.


Prevenir las Enfermedades

Se han hecho recomendaciones para evitar que niños y adultos VIH+ desarrollen infecciones oportunistas (IO), enfermedades que atacan al cuerpo cuando el sistema inmunitario está débil. Todos los niños VIH+ menores de un año reciben medicamentos para prevenir la neumonía por pneumocystis carinii (o PCP, que también recibe actualmente el nombre de pneumocystis jirovecii), que es un tipo de neumonía que tiene más probabilidades de afectar a personas con un sistema inmunitario deficiente. Después del primer año, algunos niños siguen recibiendo medicamentos preventivos dependiendo de la condición de sus sistemas inmunitarios.

Si un niño VIH+ obtiene resultados positivos en una prueba de exposición a la tuberculosis (TB) después de hacer una prueba cutánea de esta enfermedad, se le administrarán otros medicamentos para evitar que la TB se desarrolle. Dependiendo de la edad y la condición del sistema inmunitario del niño, también se podría administrar medicamentos para prevenir el complejo Mycobacterium avium (MAC), el cual es provocado por un germen que puede afectar los pulmones o el intestino. En algunos casos, estos tipos de medicamentos preventivos se pueden suspender cuando el sistema inmunitario se fortalece.

Vacunar a tu hijo(a) es una de las cosas más importantes que puedes hacer para evitar que se enferme. A los niños VIH+ se les vacuna para la mayoría de las enfermedades, de la misma forma que los niños sin VIH. Entre estas vacunas se encuentran aquéllas contra difteria, tétanos y antitosferina (DTP), contra la poliomielitis (IPV), contra Haemophilus influenzae tipo B (HiB) para la meningitis, contra el neumococo (Prevnar) y contra las hepatitis A y B. Todos los niños VIH+ (así como los niños sanos de seis meses a cinco años de edad) deben vacunarse contra la gripe todos los años.

Consulta al médico de tu hijo(a) sobre los requisitos de vacunas especiales para niños VIH+. Por ejemplo, los niños VIH+ pueden y deben recibir la vacuna contra sarampión, paperas y rubéola (MMR) y aquélla contra la varicela si su recuento de células CD4 es lo bastante alto, pero no deben vacunarse si dichos recuento son muy bajos.

Debes asumir que ningún padre o madre puede proteger a un hijo de todos los gérmenes. Aun cuando quieras alejar a tu hijo(a) VIH+ de personas que tienen un resfrío o gripe, sabes que tu hijo(a) con el tiempo se acercará a alguien que esté enfermo. Enséñale a tu hijo(a) a practicar un lavado de manos frecuente y exhaustivo. Dado que los niños suelen restregarse los ojos o colocarse los dedos en la boca o la nariz, mantener las manos razonablemente libres de gérmenes puede ayudarle a mantenerse bien. En cuanto sea posible, enséñale a sonarse la nariz.

 1  |  2  |  Next > 

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por The Well Project. The Well Project comparte su contenido con TheBody.com para asegurar que toda la gente tiene acceso a la información de la más alta calidad sobre tratamientos. The Well Project no recibe ningunos ingresos por publicidad de TheBody.com o de los anunciantes en este sitio. Ningún anunciante en este sitio tiene cualquier influencia editorial en el contenido de The Well Project.
 
Vea También
Jóvenes/Niños y el VIH
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement