Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
El VIH/SIDA y Tutoría

julio de 2003

Tabla de Contenidos


Hacer Planes Para el Cuidado de Tus Hijos en el Futuro

Advertisement
Aunque puede ser una tarea difícil en materia emocional, si tienes hijos pequeños, debes hacer arreglos para su cuidado a futuro. Con la adecuada planificación, puedes asegurarte de que tus hijos reciban un buen cuidado en caso de que te enfermes demasiado como para atenderlos.

Los arreglos para el cuidado a futuro de los hijos exigen procedimientos legales formales. Por lo tanto, debes consultar con el departamento jurídico de una organización de servicios para el SIDA de tu localidad o con un abogado privado.

Las maneras más frecuentes de hacer planes para el cuidado a futuro de los hijos son las que te indicamos a continuación:

Tutoría

La tutoría es un arreglo legal que te permite designar a una persona para que cuide de tus hijos en caso de que quedes discapacitada. El tutor legal tiene el derecho de actuar como padre de los niños y puede tomar decisiones importantes en su beneficio, incluidas decisiones sobre atención médica, educación y vivienda. Los padres deben buscar un tutor que sea confiable y capaz de proporcionar un buen cuidado y estabilidad en la vida de sus hijos.

Para designar a un tutor legal para tus hijos se requiere una audiencia en tribunales. Durante la audiencia, debes explicar al juez por qué deseas que otra persona cuide de tus hijos. La persona a quien quieres designar como tutor se denomina tutor designado.

El tutor designado también debe presentarse en el tribunal y demostrar que es mayor de 18 años y que no ha sido condenado por un delito grave. El tribunal investigará al tutor designado para determinar si está calificado para proporcionar el cuidado de los niños. El tribunal reconocerá legalmente al tutor de tus hijos una vez que exista la convicción de que será lo mejor para ellos.

Cuando hagas estos arreglos, debes tener claro que ambos padres pueden tener derechos parentales para cuidar de los hijos, aunque uno de ellos nunca haya formado parte de su vida. Si crees que dejar a tus hijos con su otro progenitor sería perjudicial para ellos, solicita una audiencia en tribunales para atestiguar por qué el tutor que escogiste sería mejor cuidador que el otro progenitor. El tribunal puede tomar la decisión legal con respecto a quién sería el mejor tutor basándose en las pruebas.

Los arreglos para la tutoría que hagas ahora no tienen por qué ser permanentes. Puedes hacer cambios más adelante si llegas a la conclusión de que prefieres algo distinto para tus hijos.

Tutoría de Reserva

La tutoría de reserva permite que uno de los padres cuide de sus hijos hasta que ya no pueda hacerlo. Cuando éste queda incapacitado para cuidar de los hijos, el tutor de reserva puede asumir la responsabilidad y tiene la facultad legal durante 90 días después de que el progenitor queda incapacitado. En este plazo de 90 días, el tutor de reserva debe presentar una solicitud legal de tutoría de los niños para poder conservar la facultad legal.

Para hacer los arreglos de tutoría de reserva para tus hijos, debes acudir a un tribunal. Allí debes comunicar que tienes el VIH, el cual es una enfermedad potencialmente debilitadora que podría impedirte cuidar de tus hijos pequeños. También debes informar al tribunal el nombre de la persona a quién quieres designar como tutor de reserva. Si el tribunal lo aprueba, estará legalmente reconocido como tal.

Testamentos

A fin de planificar el cuidado de tus hijos después de tu muerte, puedes designar a un tutor en tu testamento. Sin embargo, no debes depender del testamento para esta decisión, ya que no tiene obligatoriedad legal en tribunales. Aunque el tribunal podría considerar esta designación como una prueba sólida de tus intenciones, es posible que tome una decisión diferente de la tuya en cuanto a la tutoría. En la mayoría de los casos, los padres deben hacer arreglos formales de tutoría además de designar a un tutor en el testamento.

Adopción

Los padres también pueden hacer arreglos para el cuidado de sus hijos a futuro por medio de la adopción. La adopción implica que los padres biológicos renuncian a todos sus derechos legales respecto de sus hijos. Los padres adoptivos asumen todos los derechos y deberes parentales, lo que se reconoce y se hace valer legalmente. Por esta razón, muchos padres son reacios a hacer arreglos para la adopción de sus hijos.

Una resolución de adopción cesaría los derechos a la custodia y al régimen de visitas de los padres biológicos. El proceso de adopción puede tardar bastante tiempo. Ambos padres biológicos, si están vivos, deben dar su consentimiento para la adopción y el tribunal debe investigar la idoneidad de los padres adoptivos.

Algunos estados reconocen las adopciones de reserva, en las cuales los padres adoptivos asumen los derechos legales parentales respecto de los hijos después de que el o los padres biológicos queden seriamente incapacitados como para cuidar de ellos o mueran. Los arreglos para la adopción de reserva a menudo resultan más atractivos para los padres, porque no pierden sus derechos parentales hasta que enferman muy gravemente como para cuidar de sus hijos o hasta que mueren.

Conclusión

Si padeces una enfermedad potencialmente debilitadora como el VIH, es recomendable hacer arreglos formales lo antes posible para el cuidado de tus hijos a futuro. De no hacerlo, el Estado tendrá que tomar decisiones sobre el cuidado de los niños en caso de que los padres queden incapacitados o mueran. Lamentablemente, es posible que una decisión estatal, aunque se tome con la mejor intención, pueda contradecir los deseos de los padres o causarles confusión y trastornos a los hijos.

Analiza las ventajas y desventajas de los distintos métodos. Puede ser útil hablar con un trabajador social o un asesor sobre las emociones e inquietudes que originan estos asuntos. Para que tu familia, tus hijos y tú misma no se vean en la necesidad de tomar decisiones difíciles durante una enfermedad grave, es mejor que des a conocer tus deseos respecto del cuidado de tus hijos antes de que sea tarde.


Referencias

  1. National AIA Resource Center. (2003). Standby guardianship: Obtenido en julio de 2003 desde http://ist-socrates.berkeley.edu/~aiarc/media/pdf/standby_guardianship_fact_sheet_2003.pdf (en inglés)
  2. Wilfert, C., et. al. (1999). American academy of pediatrics: Planning for children whose parents are dying of HIV/AIDS. Pediatrics 103(2). 509-511: Obtenido en julio de 2003 desde http://aappolicy.aappublications.org/cgi/content/full/pediatrics;103/2/509 (en inglés)

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por The Well Project. The Well Project comparte su contenido con TheBody.com para asegurar que toda la gente tiene acceso a la información de la más alta calidad sobre tratamientos. The Well Project no recibe ningunos ingresos por publicidad de TheBody.com o de los anunciantes en este sitio. Ningún anunciante en este sitio tiene cualquier influencia editorial en el contenido de The Well Project.
 
Vea También
Asuntos Legales
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement