Print this page    •   Back to Web version of article

Creando Oportunidad ante el Reto

Otoño de 2010

Creating Opportunity From Challenge

En mayo del 2009, el presidente Barack Obama propuso una nueva Iniciativa Global de Salud para combatir el SIDA en países pobres. El plan propuso usar $51 billones en PEPFAR, el programa gubernamental de SIDA global. Esto es $5 billones menos de lo prometido en el Acta Lantos-Hyde del 2008, lo cual enfureció a muchos activistas. Sin importar la reducción de fondos, todavía existen formas de trabajar y proporcionar servicios del SIDA.

Una forma de hacer más con fondos limitados es redirigiendo fondos de prevención en áreas más necesitadas, e implementar programas que han mostrado ser efectivos. En un ejemplo prometedor, la reautorización de PEPFAR en el 2008 ampliamente relajó sus restricciones en educación sexual. Bajo el Presidente Bush, un tercio de los fondos podían ser usados en "condones y actividades relacionadas," sin embargo, cualquier programa que recibiera fondos de PEPFAR era requerido promocionar la abstinencia hasta el matrimonio. Bajo las guías de esta administración, si la mitad de los programas de una organización enseñan acerca de condones, esta organización debe explicar antes de pedir fondos, sin embargo la ayuda aún podría ser negada.

En el lado positivo, la reautorización propone el uso de fondos para la prevención del VIH entre los hombres que tiene sexo con hombres y trabajadores de sexo, dos grupos desproporcionalmente afectados por el VIH pero ampliamente ignorados en los primeros años de PEPFAR. Esto le permitirá a las organizaciones usar fondos en dos grupos que históricamente han estado a un alto riesgo, haciendo la lucha contra el VIH más efectiva.los fondos de PEPFAR ahora si pueden ser usados en programas de intercambio de jeringas. Las investigaciones demuestran que las agujas limpias drásticamente reducen los niveles de VIH y uso de drogas.

Advertisement

Una de las mejores formas de reducir los gastos en tratamientos del VIH es comprando medicinas genéricas. A pesar de que estas no estaban disponibles en los primeros años de la epidemia, el horizonte ha cambiado drásticamente en la pasada década. Debido a la competencia de los fabricantes de medicinas genéricas, las medicinas del VIH están ahora disponibles por un precio más asequible. Desafortunadamente, los precios reducidos aún son muy altos para países en vías de desarrollo. El Global Fund y PEPFAR pueden reducir aún más estos precios si negocian con los fabricantes directamente. En los pasados años, el Clinton Health Access Initiative ha negociado positivamente con Pfizer para reducir 60% del precio de sus medicinas del VIH.

Organizaciones también pueden reducir sus costos. Utilizando servicios locales, el costo de envió puede ser reducido. Menos viajes a conferencias, y el uso estratégico de asistencia técnica pueden mejorar la calidad y efectividad de servicios, resultando en reducción de costos, y así usarlos en servicios directos a los pacientes. Informes y reportes deben de ser enviados agencias que verdaderamente los necesiten (debido a que los costos de impresora y envió son altos), y las agencias no deben de sobre producir estos materiales. Se debe desanimar la creación de nuevas agencias -- ellos deberían mejor usar los fondos en agencias y servicios que ya existen.

Otras medidas que cuestan poco o nada pueden hacer que el gasto de fondos del SIDA más efectivos, la circuncisión masculina, lo cual reduce la transmisión del VIH por 50% podría ser sugerida. Proveedores de salud podrían investigar el cuidado materno en centros de nacimiento y así asegurarse que se estén tomando las precauciones necesarias, como el lavado de manos, uso de guantes y asistencia durante el parto. Esto es crucial para asegurarse que las madres e hijos no sean expuestos al VIH y que se proporcione tratamiento para el VIH cuando sea necesario. Ahora que el intercambio de jeringas es elegible para fondos, es importante que las organizaciones les digan a sus pacientes para que aprovechen estos servicios

Una de las formas más importantes de eliminar costos del VIH, y mantener saludable a los pacientes, es teniendo la prueba del VIH disponible. Cuando el VIH es diagnosticado en sus primeras etapas, el tratamiento es menos costoso y más probable de mantener a las personas saludables por mucho más tiempo. Las organizaciones deben asegurarse que la prueba del VIH sea disponible para los adultos y los niños en sus visitas de rutina al doctor.

Los programas de tratamiento también son una de las mejores formas de prevenir la transmisión, debido a que las personas en tratamiento del VIH son 92% menos propensas a transmitir el virus a sus parejas. Educando a los pacientes acerca del apoyo familiar e implementando programas que reduzcan el estigma contra los gay y el VIH, son vitales. Cuando personas gay, lesbianas, bisexuales o transgénero, se sientes apoyadas por sus familias y amigos, tienden menos a tener comportamiento riesgosos que los ponga riesgo del VIH. Personas con VIH en tratamiento están mas dispuestas adherirse a sus tratamientos cuando sienten el apoyo.

Sobre todo, es importante ser creativo al traer recursos limitados a personas. Una reducción de fondos nunca es una buena noticia, pero con un plan y una restructuración correcta, podría ser una oportunidad de reenfocar nuestros esfuerzos en la lucha contra el VIH.




This article was provided by ACRIA y GMHC. It is a part of the publication Achieve. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/64508/creando-oportunidad-ante-el-reto.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.