Print this page    •   Back to Web version of article

Hoja
La Prevención de la Hepatitis C

9 de marzo de 2013


¿Cómo se Infecta Uno Con VHC?

El virus de la hepatitis C (VHC), se disemina principalmente a través del contacto con sangre infectada. Como el VHC es un virus muy pequeño, cantidades minúsculas de sangre, demasiado pequeñas para que uno no las pueda ver, pueden transmitir el VHC. En las jeringas usadas, la sangre puede ser infecciosa durante tres semanas. El virus puede sobrevivir en la sangre seca derramada hasta cuatro días.

La hepatitis C recién se descubrió en 1989. Hasta 1990, no existía ninguna forma de analizar la sangre para detectar el VHC. Muchas personas contrajeron el VHC a través de transfusiones de sangre o productos sanguíneos, tales como los utilizados por los hemofílicos. En la década de 1990, los bancos de sangre comenzaron a hacer la prueba para el VHC. En los lugares donde se hacen estas pruebas, no ocurren nuevas infecciones. Sin embargo, si la sangre no se analiza, o si las herramientas médicas no se esterilizan, la infección por el VHC puede ocurrir.

Los pacientes que reciben diálisis renal pueden correr riesgo de contraer VHC si en las instalaciones no se realizan controles de infección adecuados.


¿Puede Transmitirse la Hepatitis C a Través del Contacto Hogareño?

La hepatitis C no se disemina a través del contacto normal en la casa. No se transmite al abrazar, besar, comer o beber del mismo vaso, tenedor, cuchillo, o del mismo plato.

Sin embargo, puede haber algún riesgo al compartir artículos del hogar de uso común que puedan tener pequeñas cantidades invisibles de sangre en la superficie. Esto incluye navajas de afeitar, alicates y cepillos de dientes.


Uso de Drogas Inyectables

La principal forma en la que se transmite la hepatitis C es a través del uso de drogas inyectables. Algunos estudios han develado que hasta el 90% de los usuarios de drogas inyectables están infectados con el VHC. Dado que muchos de los usuarios de drogas inyectables tienen el VHC, y no se puede saber si una persona está o no infectada con solo mirarla, usted debe ser muy cuidadoso si se inyecta drogas con otra persona. No comparta nada con otra persona.

Compartir jeringas para inyectarse es la actividad de mayor riesgo para contraer el VHC. Usted también puede contraer el hepatitis C a partir de otros materiales que se utilizan para inyectarse drogas. Esto incluye calentadores, algodones, filtros, lazos y jeringas. Una cantidad de sangre demasiado pequeñas para ser visible, puede ser suficiente para transmitir el VHC, por lo que es importante que nunca se compartan los materiales utilizados para inyectarse drogas.

Mejorar el acceso público a agujas limpias reduce la propagación de la hepatitis. En algunos estados, los adultos pueden comprar jeringas nuevas en las farmacias sin receta médica. Algunas comunidades han iniciado programas de intercambio de agujas para proporcionar jeringas gratis y limpias para que no sea necesario compartirlas. La Red de Intercambio de Jeringas de Norteamérica tiene una página en Internet que lista varios programas de intercambio de agujas en www.nasen.org/


¿Qué Pasa Con los Tatuajes?

Tatuarse puede transmitir el VHC si se comparten el equipo, tinta o incluso los tinteros. Estas prácticas no seguras son especialmente probables si los tatuajes se hacen en la calle, o en la cárcel.

Si usted decide hacerse un tatuaje, compruebe que se sigan los procedimientos de seguridad. Estos incluyen:


La Transmisión de Madre a Hijo

El VHC puede transmitirse de una madre a su hijo durante el embarazo o el parto, aunque esto sólo ocurre en aproximadamente 1 de cada 30 casos. Esto se llama "transmisión vertical". Un bebé también puede infectarse al beber leche de una mujer infectada si los senos de la madre (pezones) están agrietados y sangrando.


Los Trabajadores de la Salud

La exposición a sangre infectada con el VHC puede causar una infección a través de un contacto accidental con una aguja, o si la sangre entra en contacto con una herida abierta, o con los ojos. Los trabajadores de la salud , incluyendo a los trabjadores dentales, deberían seguir los procedimientos estándar para evitar el contacto con sangre posiblemente infectada.


¿Se Puede Propagar el VHC a Través de la Activitad Sexual?

En general, el VHC no se transmite a través de la actividad sexual. Sin embargo, las prácticas sexuales, incluso las que solo causan un sangrado leve, pueden diseminar el VHC. Las relaciones sexuales vigorosas, poner el puño en el año, sexo anal u otras actividades que pueden generar sangrado, pueden transmitir el VHC.

Las personas que tienen una enfermedad de transmisión sexual como por ejemplo el VIH, tienen más probabilidades de transmitir el VHC a través de la actividad sexual. Cualquier herida abierta, como las causadas por el herpes o la sífilis, aumentan el riesgo de transmisión.

El VHC transmitido sexualmente se está propagando entre los hombres VIH positivos que tienen sexo con hombres (HSH). Los factores de riesgo incluyen compartir juguetes sexuales, tener múltiples parejas, sexo anal más duro y prolongado, meter el puño en el ano y sexo anal después de cirugía de recto.


¿Qué Pasa si me Expuse al Virus?

El VHC puede no causar ningún síntoma. Si usted piensa que ha estado expuesto, debería hacerse la prueba.


En Pocas Palabras

La principal forma de transmitir el VHC es a través del contacto con sangre infectada. Incluso pequeñas cantidades de sangre, demasiado pequeñas como para poder verlas, pueden transmitir el VHC. Los usuarios de drogas inyectables corren un alto riesgo de infectarse con el VHC. Los tatuajes y las actividades sexuales conllevan cierto riesgo de transmisión del VHC. las mujeres embarazadas infectadas con el VHC pueden transmitir la infección a sus bebés, aunque el riesgo es bajo (del 3% aproximadamente).




This article was provided by InfoRed SIDA. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/60823/la-prevencin-de-la-hepatitis-c.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.